domingo, enero 08, 2006

Praga, una visita invernal


Cuando se habla de ciudades bonitas en Europa, siempre se mencionan tres: Venecia en Italia, Brujas en Bélgica y Praga en la República Checa, y más de alguien ha dicho que Praga es "la" ciudad más linda de Europa. No estoy 100% seguro de poder catalogarla en primer lugar, pero que merece un lugar dentro de los "top-five", eso es indiscutible.


Lo que no sabíamos hasta un par de días antes de partir, era que en invierno hace frio ... harto frio ! ... de hecho todos los días que estuvimos estuvo nevando, no mucho, pero nieve al fin y al cabo, y la sensación térmica andaba en los -5° a -10° Celsius.



Praga está dividida en 4 zonas, que antiguamente eran 4 ciudades distintas, Hradčany (que es la palabra checa para decir el "Distrito del Castillo"), Malá Strana (Lesser Quarter), Staré Město (Old Town) y Nové Město (New Town). Cada una de ellas tiene su atractivo y merece ser visitada.


La ciudad está dominada desde las alturas por el Prague Castle, que es donde siempre han estado las oficinas del poder ejecutivo, antiguamente por los reyes de Bohemia, y luego los presidentes de Checoslovaquia, y luego de la actual República Checa.


El edificio más imponente dentro del Prague Castle es la Catedral de St. Vitus, que es una hermosa iglesia de estilo barroco, y donde se encuentran las tumbas de los reyes de Bohemia.


En particular, está allí la del Emperador Romano Germánico Carlos IV, quien fue un fuerte impulsor de Praga, creando la Universidad de Praga, ordenando la finalización de la construcción de la Catedral de St. Vitus, y construyendo el famoso Charles Bridge, que es por lejos el punto de mayor concentración de turistas en Praga.




El otro punto de la ciudad que congrega a los turistas es el famoso Reloj Astronómico (Prague Orloj) ubicado en el Old Town Square, y que tiene como principal gracia, que a cada hora un esqueleto (la muerte) toca una campanilla, y en las dos ventanas superiores desfilan unas imagenes de los apóstoles. La plaza está dominada por las dos imponentes torres de la Church of Our Lady of Tyn.


En esa Iglesia está la tumba del famoso astrónomo Tycho Brahe cuyas mediciones y trabajo fueron utilizados por su asistente Johannes Kepler para derivar las 3 leyes del movimiento planetario.




El resto de la ciudad es muy bonito de recorrer y caminar, sin contar además que los precios comparados con Londres son mucho más convenientes, y el único problema es tener que convertir dinero a Coronas Checas (billetes y monedas), ya que todavía no han adoptado el Euro (lo harán el 2010), y se ve una cantidad increible de casas de cambio, igual como antes en el resto de Europa, todos dicen "No Comission", pero apalean con el tipo de cambio.

1 comentario:

la-pollo dijo...

Una vez más felicitaciones por mostrar todos esos lugares maravillosos!!. Te sigo con todas tus notas. Gracias Christian. Sigan disfrutando. Saludos, Jenn