domingo, mayo 21, 2006

Contaminación ... smog .... un recuerdo

Leyendo las noticias de Chile, me he enterado que la contaminación sigue sin muchos atisbos de solución, y al mismo tiempo, las medidas que toman las autoridades no parecen ser lo suficientemente adecuadas para combatir este grave problema, agravado por causas ambientales. Mal que mal, una de las grandes "medidas": la restricción vehicular, fue inventada alrededor del año 1986 y todavía sigue siendo, luego de varios gobiernos LA MEDIDA que se aplica.

La palabra "smog" fue inventada acá en Londres, al referirse a la mezcla de dos palabras, "fog" y "smoke" (neblina y humo) .... y sólo a modo de recuerdo, y esperando no tener que lamentar un episodio así en Santiago, acá hay una transcripción de un artículo de la BBC de hace 4 años, recordando el peor episodio de smog en Londres el año 1952 ....

Recuerdan gran smog de Londres (BBC)
5 de diciembre de 2002

Quién no se ha imaginado la neblina de Londres, un farol de luz turbia... Hace exactamente 50 años comenzaba en la ciudad el peor episodio de smog o neblina que se tenga memoria.


Londres es mundialmente famosa por sus nieblas y neblinas desde tiempos romanos y hasta hace pocos años se vendía como recuerdo una lata de smog.


Pero en 1952 la neblina fue particularmente tóxica, básicamente una mezcla de humedad, humo de las chimeneas de carbón y falta de vientos. Funcionarios del actual Ministerio de Salud estiman que hasta 12.000 personas pudieron haber muerto durante los cuatro días de emergencia, aunque en la época nadie se percató de ello.

"No había cuerpos en las calles (...) pero las empresas fúnebres se quedaron sin ataúdes y las florerías sin flores", dijo el doctor Robert Waller, que trabajaba en el hospital St. Batholomew's.

El smog se introdujo en todas partes, la ópera La Traviata fue interrumpida en el primer acto en el teatro Sadler's Wells, se caminaba a ciegas por los pasillos de los hospitales y las escuelas cerraron las aulas.
También se vio afectado el servicio de trenes, en tanto fueron cerrados los aeropuertos.

El actual alcalde de la ciudad, Ken Livingstone, recordó la "buena noticia" de que no tenía que acudir a clases. "La neblina era tan gruesa que se recomendó a los mayores que no se arriesgaran a perder los niños", agregó. "Mis padres salían a la calle con el rostro cubierto por un pañuelo".

Tras los sucesos de 1952, el gobierno alentó la eliminación del carbón como combustible para la calefacción.
Actualmente, el aire de Londres es controlado en forma permanente gracias a 80 estaciones de monitoreo repartidas por la capital.

1 comentario:

frank dijo...

hay una sola solución real
mover a santiago poco a poco a otra parte
y recuperar el valle más prolífico
del país
para la naturaleza y la agricultura

todos
absolutamente todos saldrán ganando
y se puede hacer en 20 años

pero... ¿quiém se atreve?
un plan así daría empleo a medio chile además...

lindos posteos!