jueves, diciembre 31, 2009

Venecia, una ciudad preciosa (parte 3/3)

El destino final de nuestro viaje por Italia fue Venecia, ciudad que siempre figura en los listados de ciudades europeas que “deben” ser visitadas.

Venecia era una república independiente antes de pasar a formar parte del Reino de Italia a principios del siglo XIX, y sus dominios estaban basados en una serie de ubicaciones portuarias estratégicas en el Mediterráneo, que le garantizaban controlar la ruta de comercio desde el Oriente.

El gran atractivo de la ciudad radica en precisamente en el aspecto que la hizo prosperar: el agua

El centro de la ciudad no tiene automóviles, y básicamente el medio de movilización es a pie, o en los “vaporettos” que serían el equivalente a los buses en una ciudad normal. A esto deben sumarse por supuesto los “Water Taxis” (es decir, lanchas) y las infaltables góndolas que están permanente dando vueltas por los canales con turistas (principalmente orientales).

Otro aspecto a tener en cuenta es que la ciudad es afectada por los cambios de marea, y es relativamente normal que una vez al día, por un período de 2-3 horas se produzca la “acqua alta” que puede llegar a inundar las partes bajas de la ciudad. Esto es bastante normal entre Septiembre y Abril de cada año, y prácticamente todas las casas y tiendas colocan una pequeña barrera de protección para evitar que les entre agua ... sin embargo, algo siempre se filtra, dependiendo del nivel que alcance la marea. Las tiendas tienen en general el piso de mármol y no dejan nada a la altura que el agua pueda entrar. Y esto pasa incluso en tiendas caras como Gucci o Cartier. Cuando la marea va a subir, suena una alarma unos 10 minutos antes para que todos puedan prepararse ... nosotros la escuchamos el 24 en la noche, y básicamente lo mejor es quedarse descansando en el Hotel y evitar mojarse.

Dentro de los imperdibles de Venecia, yo destacaría:

- Plaza de San Marco, muy bonita que es el centro de la ciudad y donde está ubicado el Campanile, que es la torre que toca las campanadas de la Basílica de San Marco. La plaza se inunda todas las veces que sube la marea. En los pórticos laterales se encuentran un par de famosos cafés, que son la verdad un poco siúticos y recargados en su decoración, donde los turistas van se sientan y pagan precios descabellados por tomarse un café ... por ejemplo, € 8.5 !! por un simple cappuccino, que en otros lados solo cuetas un poco mas de € 1

- Basílica de San Marco, cuyo exterior e interior es impresionante, y se nota que la construcción y decoración les tomó mucho tiempo y dedicación. La Basílica tomó el nombre producto que un grupo de mercaderes venecianos se trajeron (más bien dicho se robaron) en el año 828 los “supuestos” restos del Apóstol San Marco que estaban en la ciudad de Constantinopla (Estambul).

- Calle Mercerie dell’Orologio, que parte en la plaza San Marco desde la Torre dell’Orologio (Torre del Reloj) y está llena de tiendas muy bonitas, que desemboca en el Puente del Rialto.

- Puente del Rialto: Uno de los dos grandes puentes de la ciudad que atraviesan el Gran Canal, y que además de bonito, permite una vista única de la ciudad desde el Gran Canal.

- Santa Maria Gloriosa dei Frari, una iglesia ubicada en el sector de San Polo de la ciudad, y que no dice mucho por su exterior, excepto que es relativamente grande, pero que está decorada muy bonita al interior, y que en esta época navideña tenía uno de los pesebres más bonitos que hemos visto ... no sólo estaba el pesebre, sino que también un poco más de la ciudad de Belén ... con figuras que incluso tenían movimiento.

- Palazzo Ducale, que es donde tenía su residencia el Doge (nombre en Venecia del Duque) que era quien administraba la ciudad. Como dato interesante, el Doge era elegido no hereditario y tenía su poder limitado por otras instituciones venecianas que funcionaban bastante bien como contrapeso, y que logró que Venecia disfrutara de una calma inigualable con otros reinados. Incluso por lo mismo, la Republica era conocida como “la Serenissima”. En este Palacio estaban las cortes de justicia de la ciudad, y por un puente se llega directo a las prisiones ... el puente no es ni más ni menos que el Puente de los Suspiros, que uno puede pasar por su interior en la visita al Palacio.

- Puente de los Suspiros, es quizás uno de los puentes más famosos del mundo, y cuya fama reside en que supuestamente los prisioneros suspiraban al pasar por ahí camino a la cárcel y ver por sus dos ventanas el mundo exterior y la libertad de la que eran privados. Lamentablemente el Puente estaba semi-tapado producto de labores de restauración que estaban siendo realizadas ...

- Góndolas: Todo un espectáculo por su forma y decoración, y por el traje rayado y sombrero que suelen usar los gondoleros. Es relativamente caro el paseo, pero es divertido verlos pasar por lo puentes algunos de ellos cantando para entretener a los turistas ... O Sole mio...

1 comentario:

Frank H. dijo...

he gozado los tres posteos.
y de paso - Feliz Año Nuevo!